EL MEJOR FINAL POSIBLE

El mejor final posible– Que buena era. Siempre ayudando, siempre dispuesta a echar una mano…casi siempre sin que nadie se lo pidiese.

Se sentía querida. Se sentía dichosa. Rodeada de sus seres queridos, que la arropaban como nunca antes. Hablaban bien de ella y la apreciaban y aquello la henchía de orgullo.

 – No entiendo qué pudo pasar…

Pero ella sí que lo sabía. Lo sabía de sobra. Y a la vez que se alegraba de aquellas palabras tan dulces y cariñosas, sabía que gran parte de ellas eran vacías, sin sentimientos, sin corazón.

 – Es el momento -dijo el médico rotundamente- No podemos esperar más.

Ellos lo sabían, ella también, y a la vez estaba contenta.

 – No puede ser – dijo alguien lamentándose. No sabía si su madre, su padre o alguien más. Aunque, la verdad, poco le importaba ya.

 – Debe haber algo que se pueda hacer.

El médico la miró, se volvió hacia aquel familiar desconsolado y negó con la cabeza. Nadie dijo nada. Todos se apartaron de aquella ancha y cómoda cama de hospital.

El médico se acercó y desconectó el aparato. Ella dejó de respirar y en poco segundos su luz se apagó, pero no así su alegría, pues sabía que aquella era la única forma de escapar. Sabía que así al final sería feliz. No fue hasta que la vieron tendida en el suelo y vieron que el coma se alargaba más de dos meses, que no actuaron. No fue hasta que vieron que la intoxicación por monóxido de Carbono se la había provocado ella misma, que no empezaron a apreciarla.

Todos lloraron en su funeral. Los de la primera fila los que más, pero ella por fin era feliz, por fin se sentía libre. Libre de culpa, libre de pesares y de acciones y actitudes que le habían sido impuestas. Por fin podía descansar y estaba segura de que por fin podría ser ella misma. No había mejor final posible.

Ainhoa Pastor Sempere

No os olvidéis de comentar. Muchas gracias por estar ahí y nos vemos en las sombras.
(Si queréis incluirlo en algún lugar o extracto, por favor, citad el blog y autora original)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.