EL MUNDO SE VA A LA MIERDA

El mundo se va a la mierdaEl mundo se va a la mierda. Creo que eso lo hemos pensados todos. Todas las generaciones, sea cual sea, lo han dicho o lo han pensado. No es nada nuevo. Y por mucho que nos empeñemos en que nuestra generación es la peor…no lo es. En la historia este patrón se ha repetido siempre. Hay más tecnología, más avances, pero las viejas costumbres arraigan y es muy difícil matarlas.
Los enchufes, el no saber estar, la desconfianza, son cosas que nos impregnan y nos rodean… y nos hacen la vida más difícil.
Son cosas por las que hay que pasar- dirían algunos, por mucho que no sea justo. Estas personas son las que no lo sufren, a las que no les molesta ningunear o pisar a los de su alrededor con tal de conseguir sus objetivos. Toda la vida ha habido gente así, no es nada nuevo. Y, mientras estos sigan así, mucha otra gente se siente despreciada, desprestigiada y sin objetivos claros.
Flojos de carácter los llamarían algunos, pero no siempre tiene por que ser así.
Ver como los más validos son despedidos, humillados o menospreciados, en favor de aquellos que no saben hacer la O con un canuto, como diría mi abuelo…es algo que hacer hervir la sangre. Pero supongo que es lo que hay. Aguantarse y tragar, básicamente así funciona esta sociedad.
¿Eres amigo de…? ¿Hijo de…? ¿Marido/esposa/familiar de…? ¿Sí? ¡Trabajo asegurado! ¿No? ¡A la puta calle! ¡No te queremos! Y así van avanzando los años, las generaciones, sin que nadie o nada cambie. Puestos de trabajo, de responsabilidad o de gobierno que podrían estar ocupando personas válidas…pero están llenos de incompetentes. ¿Pero por qué? Porque sencillamente nosotros también lo somos. Porque sencillamente lo permitimos. ¿Y todo por qué? Por el miedo a perder el trabajo, los privilegios o los beneficios fiscales. Es totalmente entendible. Y no lo reprocho. Cada uno debe preocuparse por lo suyo. Vivimos en un sociedad individualista. Pero creo que en algún momento esto explotará…o eso espero.

Espero que el Karma (si es que existe) les devuelva a esas personas, aunque sea a sus hijos, el mal que ellos mismos crean…por enchufar al colega o al hijo de un colega. Espero que el karma joda a vuestros hijos, para que sufráis en carnes propias lo que es…y aprendáis a actuar en consecuencia.

Ainhoa Pastor Sempere

No os olvidéis de comentar. Muchas gracias por estar ahí y nos vemos en las sombras.
(Si queréis incluirlo en algún lugar o extracto, por favor, citad el blog y autora original)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.